Top

El acceso a la información en cuanto a desastres naturales y calidad de vida ha cambiado la forma como el mundo percibe el medio ambiente. Hoy en día hablar de cambio climático es cada vez más común y su efecto inmediato ha logrado que los asuntos ambientales se encuentren en la agenda de  los gobiernos y organismos internacionales, así como del sector privado y empresarial. Como arquitectos, esto ha planteado un cambio en cómo diseñamos y construimos. La estética y la funcionalidad siguen siendo pilares del proceso, sin embargo, en el mundo de la arquitectura y del diseño cada vez más se habla de sostenibilidad. 

Pero, ¿qué es arquitectura sostenible? A través de la arquitectura sostenible se  busca que las construcciones minimicen su impacto ambiental y social a través de diseños, energías y materiales, que no impactan los ecosistemas y comunidades donde se encuentran. Las principales características o elementos de la arquitectura sostenible son: 

Ahorro Energético

Principalmente, la arquitectura sostenible busca que las construcciones sean eficientes energéticamente. Para esto, se deben implementar técnicas pasivas y activas que reduzcan las necesidades energéticas de la edificación para que éstas o capturen o generen su propia energía. Las principales estrategias que se pueden emplear para lograr esto son: 

  • La ubicación de la construcción: Para minimizar el consumo de energía, el diseño debe tener en cuenta sus alrededores. La orientación del edificio, su tamaño y ventanas, pueden garantizar iluminación y ventilación natural lo cual generará además bienestar en los usuarios.
  • Generación propia de energía: Con el diseño adecuado que permita la captura de rayos solares en los proyectos es posible la incorporación de paneles solares. También existen tecnologías para generar energía utilizando el viento y el agua. La utilización de estas dependerá de la ubicación y características de cada lugar. 
  • Aislamiento: Se deben implementar técnicas para evitar la fuga de energía. Esto se puede lograr con aislamiento térmico y estrategias como los jardines verticales que además de fomentar el aislamiento, regulan la temperatura, filtran gases y producen oxígeno. 

Conservación y Manejo de Agua

Cuando una edificación es construida, se impacta la re-absorción y posterior evaporación de las aguas lluvia. Es por esto, que los diseños deben contemplar estrategias para la recolección de estas aguas logrando reducir el impacto negativo de la construcciones en el ciclo del agua. 

El paisajismo o jardines diseñado y utilizado en las construcciones tendrá un gran impacto en el consumo de agua. Para contrarrestarlo, se deben utilizar árboles y plantas nativas para reducir las necesidades de riego. 

Los diseños sostenibles también deben implementar estrategias y tecnologías que reduzcan el uso del agua potable. Esto se hace con la reutilización de aguas lluvia o el reciclaje de aguas grises para riego, lavado de ropa, descarga de inodoros entre otros usos.  

Uso de Materiales Sostenibles

El diseño sostenible debe incluir la utilización de materiales que no tengan un impacto negativo  en el medio ambiente. Las edificaciones deben estar construidas con materiales reciclados o nuevos que pueden ser reutilizados o desechados sin causar contaminación. 

Se deben preferir materiales naturales con mínima huella ambiental, optando por aquellos que durante su proceso de fabricación utilizan poca energía, químicos y que se encuentren cerca del sitio de construcción para evitar largos desplazamientos, por lo que cuando sea posible, se deben utilizar los materiales que se encuentren en el sitio de construcción. Adicionalmente, los materiales utilizados deben ser utilizados de tal forma que los costos de mantenimiento de la edificación sean minimizados. 

En sintonía con las demandas del mundo actual y pensando en el futuro del mundo que compartimos, nuestra firma se ha especializado en diseños sostenibles y amigables con el medio ambiente. Te invitamos a que conozcas nuestros proyectos residenciales y comerciales en los que se destacan el Marquise Deposit of Rainwater, con el que participamos en el concurso La Ventana al Mundo, cuyo diseño fue galardonado con el prestigioso Bronze A’ Design Award en la categoría de Architecture, Building and Structure Design, y proyecto residencial, El Cielo que fue nominado por en la XVII Bienal Colombiana De Arquitectura, en la categoría Proyecto Arquitectónico. En estos proyectos utilizamos los fundamentos de la sostenibilidad para asegurar el impacto ambiental de su construcción, logrando resultados notables.